Cobos y Borges


Jorge Luís Borges

Jorge Luís Borges

La política siempre ha sido un terreno en que las

Julio Cobos

Julio Cobos

contradicciones y el caminar por finas líneas han sido su esencia. Muchos dilemas internos han aquejado a numerosos líderes políticos a lo largo de la historia: las alianzas por conveniencias coyunturales, el parcial abandono de los ideales originales para sostenerse en el poder, guerras por un lado y discursos pacifistas por el otro. Todo esto parece adquirir justificación cuando de mantenerse en el poder se trata, un poder que no es ni bueno ni malo en esencia, pero que las manos humanas han bastardeado bastante.

Quienes vienen leyendo este artículo se preguntarán cuál es la relación de tan pretencioso título con el exordio inicial. La respuesta quizá sea  simple y no tanto a la vez. ¿En qué pueden parecerse nuestro insigne escritor y el vicepresidente? En su irritante conservadurismo, responderán algunos. En ese caso diría que el talento hace casi inimputable a Borges, y que muchos (entre los que me incluyo) piensan que es una cualidad imperdonable en alguien que decide los destinos de un pueblo. Alguien que quiera hacer un chiste quizá diga que la comparación pase por el plano intelectual; yo les diría que soy demasiado respetuoso con el escritor para proferirle semejante insulto.

La comparación no tiene que ver precisamente con Borges, sino con uno de sus breves pero profundos relatos. En el cuento “La forma de la espada” (cuya lectura recomiendo http://www.literatura.us/borges/forma.html). Un inglés, hallado por el narrador inicial, comienza a relatar una curiosa historia sobre una cicatriz en su cara. Este inglés habla de un OTRO traidor, un infiltrado en una organización política libertaria. El relato se desarrolla con consideraciones humillantes para este cobarde conspirador, a la vez que nos presenta las instancias de los hechos. El inglés y su organización son supuestamente traicionados por este apóstata.

Pero el cuento termina con un inesperado giro que  lo carga de significación: ese traidor es el mismo inglés que relató los hechos como un traicionado para ocultar su propia infamia. El héroe es a la vez quien lo destruye, quien lo delata. El truco narrativo nos hace confundir y deja que toda la contradicción se manifieste en un solo personaje. El cuento se constituye así, en un reflejo de la contradicción, de la dualidad que convive en el ser humano.

Parece ser este el único parámetro posible con el cual podemos analizar la conducta de este personaje erigido en vicepresidente de la República. Un hombre que es a la vez gobierno y oposición, enemigo del mismo gobierno del cual forma parte. No puede entenderse con las reglas racionales corrientes, es necesario echar mano de una ficción para reflejar semejante conducta contradictoria y vil. Cobos hace convivir dentro de su cuerpo, a un perfecto traidor con un integrante más del grupo al que traiciona. Una dualidad impensada hasta para el propio Stevensson, cuando creó a su personaje Dr. Jeckill.

La política parece obligar a sus protagonistas a aceptar ciertas paradojas, a pararse en lugares incómodos para sostenerse en el poder o construirlo. Esto no parece reprochable a priori, sobre todo para aquellos que no observamos el mundo a través de algún cristal idealista, empañado de irrealidad  y de falta de pragmatismo. Pero hay un punto en que las contradicciones son insostenibles y lo que parece ser una estrategia de poder termina siendo una canallada. Es en este lugar donde se encuentra nuestro personaje borgeano, un simple traidor adorado por muchos como posible salvador nacional. ¿Cuándo será el momento en que asuma la dignidad de su propia identidad?

Diego.

____________________________________________________________

Volver a la página pricipal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s