SIP Says


Hace pocos días, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) emitió un comunicado cuyo destinatario era el gobierno de la República Argentina. En él exhortaba al gobierno a cumplir con ciertos requisitos que considera truncados por motivo de la virulencia del poder ejecutivo. De este documento, hay tres puntos de mayor relevancia que merecen tener un desarrollo singular. Pero antes que nada, esclarezcamos bien qué es la SIP y repasemos quiénes son los miembros que la componen.

Vamos qué dice Wikipedia.org:

Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), es la asociación de propietarios, editores y directores de diarios, periódicos y agencias informativas de América. Los integrantes de SIP no necesariamente son periodistas y en su mayoría son empresarios y dueños de acciones de los medios de comunicación que representan. Representa a más de 1.300 diarios y revistas. Creada en 1943, en La Habana como resultado de la Comisión Permanente del II Congreso Panamericano de Periodistas en la Ciudad de México en 1942.

La SIP es criticada por muchos gremios de comunicadores sociales del continente americano, ya que según éstos, sólo representa los intereses de los grandes grupos económicos propietarios de los medios informativos y no parece tener en sus manos la defensa de los periodistas (…)

Entonces, tenemos un primer dato para recoger. La Sociedad Interamericana de Prensa no está compuesta pura y exclusivamente de periodistas, sino que cobijan en su seno empresarios ¿Qué significa esto? Significa de alguna manera que el periodismo no es para la SIP un acto de libertad, sino que es un negocio. Es decir, los empresarios tienen intereses extra periodísticos, como puede ser las finanzas de su empresa, por lo tanto, existe la posibilidad de que la actividad netamente periodística se vea afectada por los intereses empresariales de los dueños de los medios de comunicación.

Y ¿Cuáles son los miembros que la componen?

Existe en la página oficial de la SIP un listado para acceder a los miembros.  Sólo mencionaré algunos:

Clarín, Buenos Aires, Argentina, www.clarin.com;

Infobae, Buenos Aires, Argentina,www.infobae.com;

La Nación – Argentina, Buenos Aires, Argentina, www.lanacion.com.ar

La Razón, Buenos Aires, Argentina, www.larazon.com.ar

Grupoclarin.com, Buenos Aires, Argentina, www.clarin.com.ar /www.grupoclarin.com

Ahora que ya sabemos aproximadamente que la Sociedad Interamericana de Prensa es un organismo de empresarios que, como es lógico, defiende los intereses de sus empresas (los medios), pasemos a analizar los tres puntos más importantes del comunicado del 22 de marzo.

  1. La SIP solicita al gobierno nacional que “cese” en las actitudes de “hostilidad y violencia” contra la prensa;
  2. que “respete” las resoluciones judiciales que suspenden la Ley de Medios;
  3. instó a que “ponga fin al plan sistemático de hostigamiento” contra Papel Prensa.

Veamos.

1.En sí mismo el punto es confuso. Es necesario brindar ejemplos concretos donde el gobierno ejerza la violencia, de lo contrario, el enunciado queda sólo en meras palabras. Probablemente, este gobierno, como ningún otro, está siendo blanco de innumerables ataques por parte de cierto sector del  periodismo que ha visto como los intereses de los dueños de sus empresas se ven afectados.  Es cierto que en reiteradas ocasiones algún miembro del oficialismo ha desdicho algún titular tendencioso o en algún programa se ha debatido en ideas con un columnista, pero no por ello podemos hablar de ‘violencia y hostilidad’. Violencia y hostilidad, en todo caso, era la que se sufría en la última dictadura militar, apropósito del 24 de marzo. Además, el discurso periodístico no necesariamente debe ser verdadero. Este es un punto a tener en cuenta. No porque lo diga Mariano Grondona o Luis Majul es cierto e incuestionable. Por el contrario. Muchos artículos de diarios denotan poca objetividad.

El artículo le achaca al oficialismo una responsabilidad que es del Congreso en sí o en todo caso, de la oposición, puesto que ésta es mayoría en ambas cámaras.

La noticia es presentada de forma parcial, recayendo en otras cuestiones y no en el hecho de la moratoria (motivo de la noticia).

.

.

.

.

.

.

.

.

Por este motivo creo que el enunciado “cese de actitudes de hostilidad y violencia” necesita sobre todo argumentos. Además, la SIP no realiza ninguna autocrítica ni observa el accionar muchas veces cuestionable de los medios argentinos.

2. La Ley de comunicación de medios audiovisuales es una ley joven que no ha sido bien recibida en gran parte de los grupos concentrados de nuestro país. Recuérdese que establece un límite de licencias de medios, lo cual conlleva a que muchos multimedios como el Grupo Clarín deban desprenderse de aproximadamente 300 licencias comerciales. La justicia, aunque no queramos que sea así, no está exenta de tener intereses. Por lo cual, no es imposible que jueces fallen en contra de la Ley de Medios a favor de grupos concentrados. Sin embargo, esto no significa que la Ley no deba implementarse o que la justicia en cada caso que falló tenga razón. No por nada existe la apelación. Pero por sobre todas las cosas, la Nueva ley de Medios audiovisuales es una ley muy amplia que cobija grandes avances como sociedad. No sólo estamos hablando de una erradicación de los oligopolios y monopolios, sino de una diversificación de la realidad que se trasmite por los medios comunicativos. No sólo que el Estado debe apelar los fallos en contra de la Ley de Medios para garantizar una diversidad verdadera en la información, sino que la SIP si quiere embanderar alguna causa justa debería defenderla también. A no ser que los intereses empresarial pesen más que las libertades periodísticas y la pluralidad comunicativa.

3. Probablemente este punto sea el más evidente de todos; evidente puesto que deja ver las influencias que guiaron la mano redactora del manuscrito. Papel Prensa no es perseguido por el gobierno, ni mucho menos, sino que es investigado por todo lo ocurrido en la dictadura militar. Y si la verdad de su oscuro origen sale hoy a la luz, no significa que es un “plan sistemático del gobierno” , en todo caso, que anteriormente había estado oculto a toda la población argentina. Por lo tanto, el pedido de la SIP de que no se investigue a Papel Prensa puede ser traducido como “estamos a favor de la impunidad”.

Para entender el entramado de Papel Prensa nada mejor que un video.

____________________________________________________________

Volver a la página principal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Política y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a SIP Says

  1. Paolo dijo:

    Triste relato el que contás Héctor. El de una sociedad presa ¿No? Una sociedad oprimida. Por eso estoy agradecido de la democracia que vivo y mi militancia para defenderla es haciendo lo que sé que es escribir algunas veces sobre los temas de interés general. Y creo que ese es el secreto para un mejor futuro: ese pasado que algunos vivieron y otros sabemos por los relatos debe ser aprendido no sólo para que no vuelva a suceder sino para construir un porvenir mejor, evitando de ser posible los errores que ya se han cometido. Hacer lo que uno sabe hacer para mejorar lo que tenemos.
    Y te agradezco por compartir tu experiencia, no hay nada mejor que una narración para ilustrar un suceso.
    Un abrazo.

  2. hector dijo:

    Sigo Paolo :te decía que los militares se pusieron al servicio de los intereses a los que siempre habían servido.Y ya perdido todo freno moral provocaron todas las atrocidades y hechos delictivos q

    • hector dijo:

      que conocés.El grueso de la población pacífica,sin posibilidades de cambiar el rumbo de los acontecimientos,sin un impulso revolucionario,confundida por la propaganda a veces e ignorantes de la dimension real de lo que estaba sucediendo,gracias a la desinformación de los medios,(esos mismos que hoy se erigen en paladines de la democracia),hizo,hicimos,lo único que estaba a nuestro alcance:tratar de sobrevivir.Bueno Paolo,espero no haberte aburrido.Si te quedaron ganas y me tenés paciencia me gustaria decirte algunas cosa más en otra oportunidad.Un afectuoso abrazo.

  3. hector dijo:

    Mirá Paolo yo te puedo aportar mi vivencia personal de lo que fueron aquéllos años,que siempre va a tener una carga de subjetividad al estar más comprometido emocionalmente con ese pasado del que fui testigo.Vos en base a la información de que disponés y lo que relatan y alegan los protagonistas de ese período podés sacar tus conclusiones,con la desventaja de no haber estado presente,pero con toda la libertad de analizar los hechos,buscar la verdad y reinterpretar el pasado desde una perspectiva jóven,más fresca,menos condicionada.Quiero dejar en claro que para mí la violencia es siempre la peor de las alternativas.

    • hector dijo:

      La violencia lastima a la gente,le enferma el alma y la conduce a posiciones extremas.Lamentáblemente en ciertos períodos se presenta con la inevitabilidad de un fatalismo histórico.En aquéllos años muchos jóvenes creyeron que podían cambiar el mundo a travez de la lucha armada.La revolución triunfante en Cuba parecía indicar que se podía.El mundo marcha hacia el socialismo se decía.Todo era cuestión de apretar el acelerador de la historia.Esa ideología prendió muy fuerte en jóvenes que con razón querían cambiar las estructuras caducas de un mundo pervertido.Pero las ideologías no buscan la verdad,sólo buscan argumentos….

      • hector dijo:

        que convenzan para empujar a la accion.Paralelamente,en los cuarteles se adoctrinaba a otros jóvenes en el sentido de que unos dementes apátridas querían cambiar la celeste y blanca por un trapo rojo y debían ser detenidos a cualquier precio.Y mientras unos querían extender la revolución y otros respondían a la doctrina de seguridad interior dictada desde el imperio derrotado en Vietnan,se iba gestándo el drama que acabaría con muchas vidas, la mayoría jóvenes.Después,cuando el poder militar se vió dueño de la situación,no tuvo el menor reparo en ponerse al servicio de los intereses de las clases dominantes a las cuales siempre

  4. hector dijo:

    Lo que tiene que contar Papaleo no puede ser admitido por los sectores comprometidos o de alguna forma relacionados con el Proceso.Aquí no se puede alegar la necesidad de impedir la caída (más que improbable) en un régimen comunista como justificación.Por eso en contadas oportunidades tiene la posiblidad de dar su testimonio.Este blog es una pequeña trinchera de esclarecimiento,pero importante a la hora de quebrar la prepotencia homogeneizante.de los grandes medios.Se imaginan esta actitud multiplicada en radios y canales de tv a lo largo y ancho del país?De ahí el rechazo a la ley de medios.

    • Paolo dijo:

      Creo que Papaleo lo mencionó en 678 alguna vez. La Ley de medios es la piedra angular. Si se aplica como se debe aplicar, la heterogeneidad va a ser abrumadora. De ella depende en gran parte la verdad y la mentira.

  5. hector dijo:

    La gente de mi edad conoció a O Papaleo como conductor televisivo.Luego como funcionario de un gobierno peronista.Más tarde se convierte en un desaparecido.Deja de tener entidad,no está,ni vivo ni muerto,como diría cínicamente Videla.No hay mejor término para referirse a una persona que entraba en esa situación.La sociedad al no tenerlo presente y en medio de sus propias angustias lo olvidaba,mientras quedaba indefenso en manos de la gente más siniestra.Luego de ser liberado,luego de llegada la democrácia sigue desaparecido.En este caso es una desaparición mediática.

    • Paolo dijo:

      Hector.
      Un pensamiento repetitivo que tengo acerca de lo ocurrido en la última dictadura militar es estar agradecido por no haber estado, no haber sido prisionero de ese periodo de la Historia de Argentina. Es un pensamiento subjetivo e individualista, lógico. Diríamos hasta de supervivencia. Es que yo no me imagino cómo hizo la gente que no se tapaba los ojos para abogar por un mejor país y al mismo tiempo cuidarse la vida ¿Cómo vivir cuando la injusticia tiene armas en las manos? ¿Cómo ser moderado y actuar para preservarse sabiendo que los desaparecidos van en ascenso? ¿Cómo guardar compostura sabiendo que tu hermano que lee Freud puede ser una víctima? ¿Qué tu amigo reclamó un sueldo alguna vez? ¿Qué en la familia hay un tío peronista de los de antes o comunista o lo que sea? ¿No? Es un dilema para mí. Si hay algo que agradesco es vivir en democracia.

      Lo de Papaleo es como vos decís: “En este caso es una desaparición mediática”. No puede ser que no salga en ningún medio. Es bochornoso, escandaloso e injusto para la sociedad.
      Gracias, Héctor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s