Negocio para todos


Amado Boudou

Amado Boudou

La reunión del G-20 arrojó algunas ideas bastantes interesantes sobre el panorama mundial que permiten tener una visión de cómo se desenvuelven los diferentes países en relación con sus pares. Nada nuevo bajo el sol: aún continuamos siendo básicamente productores de materias primas y los países desarrollados, obviamente, son los industrializados encargados de elaborar o consumir esa materia prima; sin embargo, es interesante observar las variaciones sutiles, algunas, otras no tanto, con relación al pasado.

El punto álgido de la reunión del G-20 fue lo concerniente a la economía, más específicamente, la propuesta del mandatario francés de poner una limitación al precio de las materias primas. Es raro que un país con claros rasgos neoliberales como es Francia e incluso, un presidente como Nicolás Sarkozy denominado de derecha liberar proponga una restricción al mercado. Tengo entendido (seguro que todos entendemos lo mismo) que según las políticas liberales de economía, la ley de oferta y demanda son las encargadas de ponerle precio a los productos de consumo. Es raro, entonces, este pedido de restricción.

Seguramente, de aprobarse una limitación de este carácter, los países subdesarrollados podrían pedir una limitación en los intereses de sus deudas externas ¿verdad? O… ¿es improbable que algo así suceda?

El panorama es sencillo de comprender. Los productores de materias primas son los países subdesarrollados y en vías de desarrollo, quienes las consumen, son los países industrializados. De imponerse una limitación en el precio, lo que se estaría realizando sería una manipulación de las economías de estos países productores, en tanto y en cuanto se está programando los precios de comercialización bajo la escusa de regular la volatilidad de los precios.

Cabría aclarar que se habla de limitación de precios de materias primas y no de productos elaborados con esas materias primas; es decir, límites para los países subdesarrollados que las producen, pero sin limitaciones para los países desarrollados que las elaboran. Parece ser que el negocio no es para todos.

Felizmente, la propuesta del mandatario francés fue rechazada y se acordó estudiar el inconveniente de la especulación de precios con más detenimiento.

 

Lo más destacado en premisas:

  • Nicolás Sarkozy propone limitaciones en los precios de las materias primas;
  • Las limitaciones no conciernen a los precios de las mercancías producidos con esos productos;
  • Regular los precios de las materias primas conllevaría a la incursión de países desarrollados en la economía de países subdesarrollados (nunca arrojó buenos resultados);
  • Los países primermundistas aún nos ven como productores de materias primas a los que pueden dominar;
  • Argentina y otras naciones como Brasil se opondrán a la medida alegando que “el producto es pagado de acuerdo a la demanda”;
  • El rechazo consensuado entre países emergentes y otros industrializados como China permite observar un nuevo panorama de poder en el mundo.

 

Argentina rechazará la limitación de precios de materias primas

El ministro de Economía, Amado Boudou, y el canciller Héctor Timerman, participan en París de una reunión del G-20, que reúne a las naciones desarrolladas y a los países emergentes. Nuestro país dejará sentado el rechazo a cualquier tipo de límite a los precios de las materias primas.

“Lo que nosotros vamos a defender es la posición de Argentina -que también es la que lleva Brasil- respecto a que no es una buena propuesta intentar que nuestros países no cobren los precios que los mercados dan por los bienes que producimos”, aseguró Boudou antes de la cumbre en su último contacto con la prensa.

De esta manera, el ministro explicitó el rechazo al proyecto que impulsa el presidente galo, Nicolás Sarkozy, de regular los precios de los productos primarios.

“Si ellos piensan que hay que aumentar la oferta de alimentos, no va a ser por este camino por el cual lo van a lograr. Por eso Argentina ya lo viene haciendo, viene haciendo un fuerte aporte, sobre todo en Africa en lo que es transferencia tecnológica y que lleguen las técnicas de producción de alimentos a otros países”, sostuvo el titular de Hacienda.

Sarkozy pretende atacar lo que él considera la especulación que acrecienta la volatilidad del precio de las materias primas, pero esta voluntad difícilmente llegue a plasmarse en algo concreto pues deberá enfrentar varios obstáculos, tanto técnicos como políticos.

Tres informes recientes, emitidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Centro de Análisis Estratégico francés, que depende de Sarkozy, coincidieron en reconocer que sería “muy difícil” establecer de forma clara y transparente un control en torno a la especulación sobre los precios.

Además, los países emergentes también muestran su desconfianza con la intensión de Sarkozy de reformar el sistema monetario internacional y de reforzar el papel del FMI para permitirle supervisar los movimientos de capitales a corto plazo.

Por su parte, el canciller Timerman será recibido por su par de Francia y, en Austria, se entrevistará con autoridades de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) y del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Por invitación de la Ministro de Asuntos Exteriores y Europeos de Francia, Michèle Alliot-Marie, ambos cancilleres analizarán el viernes los desafíos políticos, económicos y sociales de la actualidad internacional, especialmente los temas relacionados con la agenda del G-20 y del Grupo de los 77, presididos este año por Francia y Argentina, respectivamente.

En particular abordarán la reforma del sistema monetario internacional, la lucha contra los paraísos fiscales y la concientización de los problemas sociales, informó la Cancillería.

La actividad de Timerman se extenderá hasta el lunes, cuando será recibido en Austria por el Director General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Embajador Lluvia Amano, en la sede del organismo en Viena, a fin de repasar el estado y desarrollo del plan nuclear argentino.

DiarioRegistrado.com

 

¿ Quiénes componen el G-20?

Al G-8 (conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia), se agregaron estos once países:

  • Arabia Saudita
  • Argentina
  • Australia (OCDE)
  • Brasil (G-5)
  • China (G-5)
  • India (G-5)
  • Indonesia
  • México (G-5 y OCDE)
  • República de Corea (OCDE)
  • Sudáfrica (G-5)
  • Turquía (OCDE)

El vigésimo miembro del G20 es la Unión Europea.[4]

Desde 2010 España es invitado permanente del G20, aunque no espera solicitar su ingreso formal al grupo.[5]

España y los Países Bajos han participado en las últimas reuniones, aunque no son países miembros.

Wikipedia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía, Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s